sábado, 31 de marzo de 2012

Una sumisa


Una sumisa debe ser castigada con los azotes de la valoración de su Señor, que se extiendan en todo su cuerpo, más y más azotes de valoración.

Una sumisa debe ser domada en  Una sesión  donde sea penetrada Una y otra vez con la mirada de orgullo  de su Señor.

Una sumisa debe ser humillada tantas veces como lo amerite bajo las caricias sin límites de su Señor.
Una sumisa debe postrarse dispuesta en el piso de rosas hecho por su Señor.

Una sumisa debe ser expuesta sin pudor a la lluvia de besos y roces de su Señor.

Una sumisa debe ser la luna de su Sol.
Una sumisa debe ser la esclava de los consentimientos de su Señor.

Una sumisa debe lamer la miel que sale de la piel de su Señor.

Una sumisa debe ser esposada  a la cama de  los deseos de su Señor.

Una sumisa debe ser educada con  el afecto y la  apreciación  de su Señor.

Una  sumisa debe ser tatuada por  los labios de su Señor.

Una sumisa debe ser atada con las cuerdas del respeto y la admiración de su Señor.


porque una sumisa Es Mujer.
porque una sumisa es Entrega.
Porque una sumisa es Vida.

3 comentarios:

  1. me llena de orgullo que repostees mis escritos
    Atentamente, Sonata

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches Sonata me parecieron muy hermosos sus pensamientos y acertados en ambos roles.

    ResponderEliminar
  3. Conmovedor y preciso. Gracias por poner en palabras la inmensidad de ser sumisa

    ResponderEliminar