sábado, 23 de julio de 2011

100 Consejos para elegir un AMO en la red (3parte)

*LA PRIMERA SESIÓN

(32) Ante todo, la primera sesión sirve para conocerse en muchos aspectos, y no sólo físicamente. La primera sesión es para muchas cosas, pero NO para hacer maravillas. Sólo un Amo estúpido desplegará en ella los que él  supone extraordinarios conocimientos. Si eres primeriza, lo primero que intentará conseguir un Amo inteligente es que estés lo más tranquila posible en tu entrada a este mundo apasionante, del que tu Amo sabe que has fantaseado mucho, pero que más que tus fantasías, ha de lograr tu tranquilidad y tu confianza. Yo siempre he pensado  que la primera sesión debería comenzar con un gran y cálido abrazo.
(33) La gran pregunta que suele hacerse una sumisa ante la primera sesión, es qué debe hacer, cómo comportarse. La respuesta es muy sencilla: nada. Puede que más adelante te muestres activa y creativa en tu sumisión, pero lo más sensato es que en tu primera sesión te muestres cooperativa y te dediques sólo a obedecer. Tu Amo deberá tener muy claro lo que debe hacer en tu primera sesión, él es el Amo y Señor de la sesión. Se supone que primero habréis hablado mucho y que tiene suficiente información sobre ti para lograr que te encuentres a gusto y sobre todo tranquila en su presencia.
(34) Si tienes la sensación de que la sesión se te hace insoportable, que te angustia, no sigas con ella. Dale tu palabra de seguridad a tu Amo y proponle dejarla momentáneamente, proponle salir de la habitación e  iros a otro sitio tranquilo para tomar el aire y hablar con calma. Cuéntale a tu Amo lo que sientes, y si lo sabes, explícale el porqué de lo que sientes. Debes hacerlo, porque de lo contrario puede llegar a sentirse culpable pensado que su comportamiento no ha sido correcto. Por su parte él no debería mostrar su desagrado o frustración por tu reacción, la paciencia es una de las virtudes principales que un Amo debe tener.
(35) No cometas la estupidez de ponérselo difícil a tu Amo en tu primera sesión. Ten en cuenta que lo más probable es que él esté tan nervioso como seguramente lo estás tú (sobre todo si es primerizo). El mejor antídoto contra el fracaso de una sesión es hablar suficientemente de ella antes de que se lleve a cabo. Si además tu Amo lleva la sesión con prudencia, avanzando poco a poco y usa el sentido común, es casi seguro que vuestra primera sesión os dejará con ganas de repetirla, que es lo mejor que puede decirse de una sesión.
(36) Es mi opinión personal, que en las primeras sesiones, un Amo debería olvidarse un poco de su propia satisfacción para que ello le permita centrarse más en la sumisa. Precisamente porque es él, el que manda, dirige y sobre todo actúa. A medida que avancen las sesiones ya podrá usar y disfrutar de su sumisa, dejando que ella a su vez disfrute del placer sumiso de hacerle feliz con su entrega.
(37) Si tu Amo es primerizo, estate muy atenta a él en las primeras sesiones. Puede que se bloquee, se venga abajo, o simplemente no sepa seguir. Suele ocurrir. Si te sucede, toma la iniciativa inmediatamente. Debes incitarle a hacer algo fácil que le indique un camino a seguir. Por ejemplo, arrodíllate ante él y ofrécele un látigo o la paleta de manera sumisa (olvídate de la fusta esta vez). Hazle entender que te encantaría que te azotara o te diera una zurra, que lo deseas. Lo más seguro es que eso baste para hacerle arrancar. Luego deja que la naturaleza siga su curso. Créeme, tu gesto hará que te valore mucho más y te lo agradecerá siempre.
(38) La primera sesión os marcará para siempre. La recordaréis siempre y normalmente con mucha nostalgia, pero recuerda: lo más importante de la primera sesión no es que sea maravillosa, lo importante es que simplemente, no salga mal.

*CUIDA TU SEGURIDAD FÍSICA

(39) El BDSM es un sistema estructurado y seguro para el ejercicio del SadoMasoquismo y la Dominación/sumisión. El BDSM contiene reglas y procedimientos propios cuyo cumplimiento evita daños tanto físicos como psicológicos a quien lo practica. Síguelos.
(40) Las normas de seguridad que el BDSM pone a tu  disposición NO se discuten, cúmplelas y sobre todo EXÍGELAS. Saltarte las normas de seguridad para demostrarle a tu Amo lo entregada que estás a él, no te hace más sumisa, sino más estúpida. Puedes demostrarle la calidad de tu sumisión a tu Amo de muchas maneras, pero NUNCA a costa de tu seguridad.
(41) Antes de la primera sesión, tu Amo debe consensuar contigo la llamada “Palabra de Seguridad“. No pases por alto este requisito ANTES  de la primera sesión. Personalmente creo que es mejor incluso, para las primeras sesiones, usar además un código (muy sencillo) de colores. Si a tu posible Amo se le olvida el requisito de la palabra de seguridad...empezamos mal.
(42) La palabra de seguridad es sagrada, si se la das a tu Amo, la sesión debe parar inmediatamente, desatarte si lo estás, esperar unos momentos y hablar con la mayor tranquilidad posible sobre lo que ha ido mal. Antes de comenzar asegúrate que tu Amo ha comprendido este pequeño proceso.
(43) Te recomiendo que tu primera sesión la hagas en un hotel. Si tu Amo es un completo desconocido, nunca deberías hacer la primera sesión en casa de él o en la tuya, por el contrario deberías exigir hacerla en una habitación de hotel, y que sea él, el que se registre.
(44) En la primera sesión (mejor en la primeras sesiones), deberías contar con la ayuda de una persona amiga. Sería conveniente que permaneciera en las cercanías o en el hotel mismo, esperando tus llamadas. Deberías darle instrucciones muy claras y precisas de lo que tiene que hacer. Si no recibe tus llamadas durante la sesión, ella te llamará por teléfono a ti, si no respondes, el siguiente paso es que llame a la puerta de la habitación. Generalmente las cosas no pasarán de ahí.
(45) Los fallos de la seguridad, casi sin excepción, son debidos o bien a una planificación incorrecta de los protocolos de seguridad o a que se experimentan sensaciones tan fuertes en las primeras sesiones, que la gente se olvida de todo. Hazle saber a tu Amo las llamadas que debes hacer y las normas de seguridad que le exiges, él lo necesita para programar la sesión de manera que  no te encuentres atada y además estés serena en el momento de hacerlas. Si es un Amo sensato no debería tomárselo con acritud, por el contrario, lo más normal es que se  alegre de tener una sumisa tan responsable. Es mas, deberia recordarte las llamadas si se te olvidan.
(46) La mejor norma de seguridad es el sentido común. Si a eso tu Amo le añade el ir paso a paso a medida que va conociendo tus respuestas a sus estímulos y además habéis tenido vuestras conversaciones preliminares, incluso con la ayuda de un “Play List“ (lista de prácticas BDSM), entonces el éxito de las primeras sesiones está casi asegurado. Además, todo ello os dará confianza a ti y a él en el desarrollo de la sesión.
(47) Por motivos de seguridad evidentes, en la primera sesión no te dejes atar sin que exista la posibilidad de desatarte fácilmente. Tampoco te dejes amordazar al mismo tiempo que eres atada. Tu Amo debe comprender que si la relación sigue, habrá ocasiones y tiempo de sobra para hacerlo en el futuro, cuando lo conozcas mejor y con ello tengas suficiente confianza en él.
(48) Un Amo no debe ir nunca a una sesión bebido, drogado, somnoliento, irascible o en cualquier otra circunstancia que haya modificado su personalidad. La seguridad de su sumisa exige que esté alerta y con todos sus sentidos intactos. Que sea consciente en cada momento de lo que hace. Como Amo debe ser capaz de reconocer e interpretar con claridad cada una de las señales que la sumisa le envía. Si tu Amo llega en malas condiciones a una sesión, hazle comprender respetuosamente que la sesión no es posible. Si estás eligiendo tu Amo, acuérdate de ponerlo en el último lugar de la lista.
(49) En tus primeras sesiones o relaciones sexuales pide a tu pareja que use SIEMPRE preservativo. NO lo discutas NUNCA, pídelo como condición imprescindible. Lleva siempre preservativos a una sesión. Aunque hayáis pactado que no habrá sexo, NUNCA se sabe en qué acabará todo.

Texto tomado de : Cuadernosbdsm No. 8

0 comentarios:

Publicar un comentario