jueves, 14 de julio de 2011

100 Consejos para elegir un AMO en la red (1parte)

*PRIMER PASO: INFÓRMATE y CONÓCETE 

(1) Antes de pensar en elegir a tu Amo deberías conocer tus necesidades BDSM reales. 
La razón es muy sencilla: si no te conoces no sabrás lo que necesitas. El BDSM abarca un mundo muy amplio, por ello antes de explorar tus necesidades, deberías saber qué es lo que te ofrece el BDSM para poder tomar de él lo que verdaderamente necesitas. 
(2) Es muy frecuente encontrar sumisas cuya primera experiencia ha sido como mínimo decepcionante, cuando no mala. La mayoría de las veces se ha debido a una falta de información sobre el mundo BDSM, y sobre todo al desconocimiento de sí mismas como sumisas. A la Comunidad BDSM (como a todas partes) han llegado los aprovechados, también los depredadores de sumisas e incluso gente desequilibrada que nada tiene que ver con el auténtico BDSM. Estos consejos intentan ayudarte, dándote la información necesaria para que puedas evitarlos y elegir el mejor Amo posible. 
(3) No intentes ser la sumisa que NO puedes ser. No intentes emular a otras sumisas por mucha admiración que éstas te produzcan. Antes de construir tu modelo de sumisión, debes conocer tus auténticas necesidades, por eso es tan importante que conozcas qué es el BDSM y sobre todo cómo encajas en él. Por supuesto tu futuro Amo tendrá mucho que decir al respecto, pero eso vendrá después, ahora deberás elegir tu Amo en función de tu carácter sumiso, tus fantasías, tus realidades, tus posibilidades etc. Sé tú misma en la elección de tu futuro Amo. 
(4) Hasta las sumisas más experimentadas siguen formándose y leyendo para ofrecer a su Amo una sumisión cada vez más perfecta, deberías empezar a cultivar el hábito del estudio en este sentido. Si eres principiante evita los relatos y las páginas que sólo ofrecen pornografía y céntrate en las páginas de formación básica en el BDSM, las hay muy buenas. En la primera página de mi blog hay un  acceso directo a una lista de direcciones en donde encontrarás conocimientos básicos sobre el mundo BDSM. Han sido elegidas, sobre todo, pensando en aquellas personas que quieran iniciarse en el BDSM. 
(5) No te extrañe si en algún momento descubres en ti tendencias diferentes según el momento personal en el que te encuentres. Es lo normal. Todos de alguna manera somos switch, y casi todos pasamos por un tiempo de indefinición. Lo que nos diferencia es el porcentaje que tenemos de dominantes o sumis@s. Hay quienes se quedan en la indefinición toda la vida, se encuentran a gusto siendo switch. Ninguna tendencia es mejor que otra. Como siempre sucede, la mejor tendencia es la tuya, aquélla con la que te encuentres más a gusto. Tus fantasías serán tu principal fuente de información. Jay Wiseman en su obra “BDSM“, Página  467, propone un criterio, que aunque simple, es muy efectivo: “Si quieres saber qué es lo que te va, presta una atenta mirada a qué es lo que estás fantaseando justo antes del orgasmo cuando te estás masturbando“. 
(6) El carácter no define la tendencia. No te inquietes ante la aparente paradoja de tener un carácter fuerte y sin embargo tener fantasías sumisas. Si tienes fantasías exclusivamente sumisas, lo más probable es que tu tendencia principal sea efectivamente sumisa. Puedes perfectamente tener un carácter fuerte y tu tendencia ser 
sumisa, o viceversa en cuanto al dominante. Además, la sumisión no aparece con cualquier persona y en cualquier lugar, se suele disparar en ciertos momentos y situaciones, no en cualquier momento. De ahí que por ejemplo, una actitud dominante de alguien que no conoces o que esté fuera de contexto, se suele percibir más como algo ridículo, que como algo excitante. 
(7) Antes de elegir a tu Amo debes tener claro no sólo el tipo de Amo que necesitas, sino algo mucho más importante: qué tipo de relación quieres y hasta qué nivel quieres llegar en tu sumisión. Todas las relaciones BDSM son respetables si son sanas y satisfacen a ambos, pero tú querrás que tu relación tenga un nivel propio, el tuyo y el de tu futuro Amo. Y debes tener claro que a mayor nivel corresponde un mayor coste en 
esfuerzo, energías y tiempo para ambos. Debes saber cuánto de ello estás dispuesta a aportar. Díselo bien claro a tu futuro Amo, porque puede que el nivel que quieres para tu relación no sea el suyo. Si es así, agradécele su honestidad para contigo y sigue eligiendo. 

*¿A QUIÉN ELIJO? 
(8) Lo primero que tienes que tener en cuenta es, que el Amo perfecto NO existe. Un Amo no es muy diferente de cualquier persona. Encontrarás en él cosas que te gustarán y otras que no. No busques el Amo perfecto, busca el mejor Amo posible. 
(9) Cada Amo domina con un estilo que normalmente se corresponde con su carácter, educación, experiencia etc. El mejor Amo no es el más famoso, el que más sabe o el que mejor ata. El mejor Amo es el que sea el mejor Amo  para ti, que no necesariamente tiene que ser el mejor para los demás. No te dejes deslumbrar por la fama que algunos Amos tienen. Quizá el mejor Amo para ti esté escondido en cualquier rincón del ciberespacio esperando a que tú lo descubras. 
(10) Lo primero que distingue a un buen Amo es el respeto que demuestre hacia ti. El respeto se gana, no se impone. Un Amo NO puede esperar tu respeto, si antes no ha demostrado el suyo hacia ti. Tu Amo debería respetar ante todo tu salud, luego tus hijos, tu familia y amigos, tu trabajo y por último tu economía. Por cierto, tu maternidad es la parte de tu vida que más debería respetar. La razón es sencilla: tus hijos son inocentes, y deberían estar totalmente al margen de vuestros juegos, que según su edad y madurez podrán o no comprender e incluso malinterpretar. El daño puede ser especialmente grave si además de ser tu Amo, es el padre de tus hijos. Por ello tu Amo debería ser especialmente cuidadoso en evitar manifestaciones dominantes en presencia de tus hijos. 
(11) Cuando elijas a tu Amo, ten en cuenta que suele haber una correspondencia entre sus valores y virtudes, su calidad como persona en general, y su comportamiento como Amo. Hay muchas cosas de él que te darán una pista  sobre cómo será su comportamiento contigo. Su educación, cultura, autodominio, su comportamiento con los que le rodean (el respeto sobre todo), etc. Si un Dominante es un desastre en su vida, es casi seguro que también lo será como Amo y además muy inseguro. Tu seguridad requiere orden y autocontrol y la seguridad es lo primero que necesitas de un Amo. 
(12) Los valores más importantes que deberías considerar en la elección de tu futuro Amo son sus Valores Humanos. La razón es muy sencilla: las habilidades con la soga y el látigo se puede aprender (y es bonito que lo haga contigo), pero los Valores Morales: honradez, respeto, paciencia, caballerosidad etc, son virtudes que si no se tenían antes de conocerte, son de difícil aprendizaje. Si quieres entregarte a un Amo, debes hacerlo con confianza. La confianza es la piedra angular del edifico que vais a construir juntos.Y la confianza que un Amo puede inspirarte estará en razón directa a su calidad moral. 
(13) Valora tu sumisión. Si tienes auténtica vocación sumisa (lo que últimamente llaman “esencia sumisa“), deberías pensar en que te mereces igualmente un Amo con auténtica vocación dominante. Si te tomas en serio  tu sumisión y estás dispuesta a profundizar y trabajar en ella, deberías exigir lo  mismo de tu futuro Amo. Los auténticos Amos son difíciles de encontrar. Lo más habitual es encontrar personas que quieren sexo con un poco de SM. Si ése no es el nivel que quieres para ti, deberás ser bastante selectiva. 
(14) Si para una relación vainilla se requiere cierta estabilidad emocional, en un Amo la madurez y el equilibrio emocional son imprescindibles. La razón es muy sencilla: en una relación vainilla tu seguridad física casi nunca estará en peligro, en cambio en una relación BDSM, tu salud física y emocional dependen muchas veces de tu Amo. No compares nunca, este es otro mundo y tiene otras exigencias en lo que a seguridad se 
refiere. Hay quienes no son desequilibrados, pero tienen desequilibrios inducidos por las drogas o el alcohol. Es del todo evidente que un alcohólico o un drogadicto está totalmente incapacitado para ejercer de Amo. Puede  que incluso sea un buen amante vainilla, pero NUNCA será un Amo, ni bueno ni malo ni regular. 
(15) Hay muchos dominantes que confunden autoridad  con prepotencia, un Amo prepotente es ante todo inseguro. Precisamente la autoridad (imprescindible en un Amo) viene de la seguridad en sí mismo, y esa seguridad no necesita de la prepotencia. Por el contrario, un Amo seguro no teme manifestar sus emociones y hasta comentar sus defectos con humor. Sólo los Amos débiles e inseguros necesitan mostrarse bruscos y 
distantes y lo último que necesitas como sumisa, es un payaso inmaduro que juega a hacerse el duro. Las sumisas suelen darse cuenta rápidamente, que detrás de un Amo que mantiene su autoridad a base de gritos y palos  se esconde un mal Amo y además muy inseguro. 
(16) Si le pides a un Dominante que habléis sobre la posibilidad de establecer una relación D/s, en casi todos los casos obtendrás una respuesta positiva aunque ya disponga de otras sumisas. No sé por qué extraña razón, casi todos los Amos tienen tendencia a coleccionar sumisas, creando lo que ellos llaman “su cuadra“. Debes decidir si quieres formar parte de esa cuadra o pertenecer a alguien cuya única cuadra eres tú. Deberás elegir entre tener un Amo famoso, con mucha experiencia, pero que sólo te dedicará un poco de su tiempo, o quieres alguien que aunque no sepa mucho, se dedique sólo a ti y a mejorar, profundizar y trabajar juntos por vuestra relación. . 
(17) Excepto que quieras un Amo sólo para una sesión, la inexperiencia no debería ser un criterio para descartar a tu posible Amo. Una cosa es la inexperiencia y otra la inmadurez. Un dominante puede ser un inexperto en el BDSM, incluso inexperto en la vida misma por ser muy joven, pero ser al mismo tiempo una excelente persona y un buen Amo. Piensa en lo bonito que puede llegar a ser, que adquiera su experiencia 
contigo. 
(18) Si buscas un Amo con el que compartir tu vida, no busques el Amo que sólo te prometa sesiones inolvidables. Busca más bien el Amo que mejore su dominación día a día. El que prometa trabajar con asiduidad por la relación. El que aliente tu progreso, el que te haga crecer no sólo como sumisa, sino también como persona. Busca alguien que te estimule para llegar a ser una persona positiva, creativa y feliz.

Texto tomado de : Cuadernosbdsm No. 8

0 comentarios:

Publicar un comentario